Monsanto

Rompamos el yugo de Monsanto

Una mega compañía está haciéndose gradualmente con el control de nuestro suministro de comida, poniendo en grave peligro el futuro de los alimentos del planeta. Pero podemos cambiar el rumbo de las empresas que, como Monsanto, impulsan políticas que priorizan sus ganancias por encima del bien público.

Una mega compañía está haciéndose gradualmente con el control de nuestro suministro de comida, envenenando nuestro sistema político y poniendo en grave peligro el futuro de los alimentos del planeta. Para evitarlo, necesitamos desenmascarar a Monsanto y acabar con su férreo yugo a nivel mundial.

Monsanto, el gigante químico que ya nos ha dejado venenos como el Agente Naranja y el DDT, se ha montado un negocio redondo. Paso 1: desarrolla pesticidas y semillas genéticamente modificadas (OGM) diseñadas para tolerarlos, las patenta, prohíbe a los agricultores replantarlas año tras año y envía agentes encubiertos para investigarlos y demandarlos si no obedecen. Paso 2: invierte millones en presionar a cargos políticos de todo el mundo y subvenciona campañas electorales, coloca a sus antiguos gerentes en cargos clave del gobierno y trabaja con ellos para debilitar las regulaciones medioambientales y dar el empujón definitivo a sus productos en todo el mundo.

El hecho de que Estados Unidos permita a las grandes corporaciones invertir cantidades ilimitadas de dinero en influir en sus políticas implica que estas empresas consiguen a menudo comprar las leyes que desean. El año pasado, Monsanto y otros gigantes de la biotecnología se gastaron 45 millones de dólares sólo en impedir la aprobación de una propuesta de ley que habría conseguido el etiquetado de productos genéticamente modificados en California. Todo ello pese a que el 82% de los americanos desea saber si está comprando productos de esas características. Precisamente este mes, la compañía ayudó a imponer la “Ley de Protección de Monsanto”, que impide a los tribunales paralizar la comercialización de un producto de su marca, incluso si su licencia de venta ha sido aprobada erróneamente por el gobierno.

El poder de Monsanto en Estados Unidos le sirve de plataforma para ejercer su dominio en todo el mundo. Pero desde Brasil y Argentina a la Unión Europea, pasando por Canadá y la India, audaces agricultores y activistas se están resistiendo y comenzando a ganar batallas

Monsanto está protagonizando un asalto a la agricultura industrial. Pisoteando a pequeños agricultores y pequeñas explotaciones agrarias y dando pie a vastas granjas de monocultivo que chupan los nutrientes de la tierra como si fueran sanguijuelas, disminuyen la diversidad genética y aumentan la dependencia a fertilizantes, pesticidas y otros químicos. La ironía es que no está claro que la destrucción de la agricultura natural y sostenible haya traído un auge en el rendimiento de los cultivos. Lo único cierto es que ha logrado aumentar los beneficios de las grandes empresas. Nuestros gobiernos deberían reaccionar pero el lobby de Monsanto se lo impide.

El quasi-monopolio de Monsanto es sencillamente impresionante: actualmente tiene derechos de patentes sobre el 96% de las semillas genéticamente modificadas en Estados Unidos. Y pese a la preocupación por la salud y la seguridad, ¡esas mismas patentes permiten que Monsanto impida que cualquier agricultor o científico analice sus semillas! Aun así, algunos países han prohibido o restringido los productos de Monsanto.

Ellos afirman que sus productos son más baratos pero a menudo llevan a los agricultores a formalizar contratos de varios años. Entonces los precios de las semillas suben y deben comprarlas cada temporada y utilizar más herbicidas para controlar las súper malas hierbas. En India la situación ha llegado a tal extremo que una zona algodonera ha sido bautizada con el nombre de “el cinturón suicida” después de que decenas de miles de agricultores sin recursos decidieran quitarse la vida para escapar de las asfixiantes deudas.

Pero agricultores y científicos están plantando batalla y obteniendo victorias. Un grupo en India ha ayudado a ganar tres casos sobre patentes, y en Brasil, cinco millones de agricultores han demandado a Monsanto por el cobro injusto de derechos ¡y han conseguido una compensación de dos mil millones de dólares! Los científicos están haciendo campaña para implantar modelos de agricultura sostenible

Sólo una masiva fuerza, global y unida, puede alzarse contra Monsanto y la captura de nuestros gobiernos por las grandes corporaciones. Hagamos visible su control sobre nuestras democracias, ayudemos a los agricultores a hablar, desafiemos las leyes injustas y las patentes y miremos a los ojos a los lobbies corporativos.

Se está agotando el tiempo. Mientras hacemos frente a crisis alimentarias, medioambientales y climáticas más agudas, necesitamos un modelo de agricultura sostenible e innovadora. Y la mejor manera de lograrlo es a través de una diversidad de agricultores y científicos, quienes mejor saben cómo actuar en los diferentes ecosistemas, y no dejando que un monopolio solo impulsado por su propio beneficio, tome el control de nuestro futuro alimentario.

Este Goliat corporativo está incrementando su poder alrededor del mundo.

Obama blinda a las empresas de alimentos transgénicos (Público):
http://www.publico.es/internacional/453176/obama-blinda-a-las-empresas-de-alimentos-transgenicos

El devastador impacto de las semillas de Monsanto en India (Veo Verde):
http://www.veoverde.com/2012/08/el-devastador-impacto-de-las-semillas-de-monsanto-en-india/

Monsanto litiga contra un pequeño agricultor que replantó sus semillas (El País):
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/02/19/actualidad/1361295126_570569.html

Brasil: Monsanto en problemas (Telesur):
http://www.telesurtv.net/articulos/2012/07/27/brasil-monsanto-en-problemas-296.html

Científico llama a prohibir el maíz de Monsanto (La Nación):
http://www.lanacion.com.py/articulo/95971-cientifico-llama-a-prohibir-maiz-de-monsanto.html

La cosecha del miedo de Monsanto, (sólo en inglés, Vanity Fair):
http://www.vanityfair.com/politics/features/2008/05/monsanto200805

Wikileaks muestra cómo Estados Unidos empuja los OGM en Europa, (sólo en inglés, The Guardian):
http://www.guardian.co.uk/world/2011/jan/03/wikileaks-us-eu-gm-crops

USDA Greenlights Monsanto’s Utterly Useless New GMO Corn, (sólo en inglés, Mother Jones):
http://www.motherjones.com/tom-philpott/2012/01/monsanto-gmo-drought-tolerant-corn.

Anuncios

LA BIENPAGA’

IMG_4151

La llaman la “bienpagá”….
Leyre Pajín se queja, tal vez con razón, de que el montante de su salario mensual se haya aireado en algunos medios de comunicación.
Se habló de que la secretaria de organización del PSOE trincaba veinte mil euros mensuales, limpios de polvo y paja, pero la propia interesada ha aclarado que no, que son sólo cinco mil. “Una miseria” le ha faltado añadir.
A continuación ha aclarado que se embolsa otros 90.000 euros al año por haber sido Secretaria de Estado, pero eso no es un sueldo sino una indemnización que todos los altos cargos se embolsan durante dos años tras dejar el puesto.
Pajín es el ejemplo claro de por qué el sistema no da más de sí. Una señorita que no ha hecho otra cosa en su vida que medrar en un partido político, está con treinta y pocos años trincando doce mil euros mensuales del bolsillo de todos los españoles. Jamás ha trabajado, jamás ha tenido contacto con la economía real, no sabe lo que es una empresa, ni el esfuerzo que se necesita para sacarla adelante, no sabe cómo se crea un puesto de trabajo ni se ha presentado jamás a unas duras oposiciones. Su único mérito es ser socialista. 12.000 euros de trinque al mes, con dos ovarios.
Y si alguien la crítica es por machismo, como acaba de contar en su blog. ¿Y aún hay quién se pregunta por qué nos vamos al carajo a toda velocidad?
Doña Leire Pajín, dentro de unos días pasará a ocupar su puesto como senadora, en virtud del acuerdo al que han llegado Psoe y Pp (todos iguales).
A partir de dicho momento la Sra. Pajín, pasará a disfrutar lo que comúnmente se denomina economía -más que- sostenible y así a hacer los primeros ensayos de futura ley.
Pero vayamos por partes. Pajín, cada mes, cobrará:
– Su sueldo como senadora 5.500 ¤/mes
– Su sueldo como secretaria de organización del Psoe 6.500 ¤/mes
– Su ¡¡¡ Indemnización!!!! Como ex-secretaria de Estado de cooperación (*) 7.000 ¤/mes
– Dietas 1.800 ¤/mes
TOTAL 20.800 ¤/mes
TOTAL ANUAL 291.000 ¤/año
* Este cargo lo abandonó en julio, pero mantendrá esta indemnización durante 2 años (como cualquier trabajador, vamos).
Y esto en plena CRISIS en España con 5 Millones de PARADOS.
Donde cientos de miles de trabajadores cobran el SALARIO MÍNIMO de 624 ¤/mes (8.736 ¤/año)
Y donde más de 8 millones de personas están bajo el umbral de la POBREZA
¿Esta es la política del servicio público y del bien común?
¿O la España del pelotazo y la corrupción legal?
Haz que esto llegue al Congreso a través de tus amigos
ÉSTA SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ESTO, Y ÉSTA, SI QUE TRAERÁ AÑOS DE MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO.
Está en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos